Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 enero 2010

Este post está hecho para ayudar a aquellas personas que dependen de los fármacos para dormir.

Primero:

Debes comprar tres plantas:

Salvia – Romero – Manzanilla

De estas tres plantas, podemos encontrar mucha información sobre propiedades, sobre todo de relajación.

Vale indicar que este tipo de baños está recomendado para todo tipo de personas, no tiene ninguna contraindicación, ni es dañino siempre y cuando se realize siguiendo las indicaciones dadas.

Es ideal para personas con angustias, con malos sueños y para personas con sobrepeso (yo empezé a hacerlos hace 15 días junto con mi madre).

EL BAÑO

Ok, necesitaremos poner estas tres plantas en una olla eléctrica y conectarla preferentemente en un baño o en un lugar cerrado.

Lo ideal es adquirir éstas plantas en atados pequeños (S/. 1 nuevo sol de cada una de las plantas estaría bien).

Debemos tener a la mano lo siguiente:

  • La olla con las 3 plantas y llena de agua hasta cubrir el tope de las plantas.
  • Una pequeña tina con agua fría.
  • Una sábana grande.
  • Una silla preferentemente de plástico.
  • Una Toalla de mano pequeña.

¿Cómo hacemos el baño?

  1. Primero ubicamos la olla eléctrica y la conectamos y dejamos que el agua con las 3 plantas empieze a calentar.
  2. Cuando el agua empieze a hervir, ubicar la silla de plástico sobre la olla, sentarse en la silla y cubrirse con la sábana, haciendo que ésta forma una “carpa” rodeando tu cuello y hasta el suelo, de forma tal que queden “encerrados” tu cuerpo, y la olla debajo. (vea la figura más adelante)
  3. Debemos quedarnos 10 minutos en esta posición, transcurrido el tiempo, nos destapamos, (por esto hay que hacerla en un lugar cerrado), tomamos la toalla pequeña y la remojamos en el agua fría, la escurrimos ligeramente y la apoyamos en nuestro cuerpo poco a poco (ojo! no hay que “sobarnos” con la toalla pequeña, simplemente ponerla sobre nuestro cuerpo, como si curáramos una herida).
  4. Transcurridos los primeros 10 minutos y hecha la “palpación” con la toalla remojada en agua fría, nos volvemos a cubrir totalmente con la sábana.
  5. Repetir el proceso durante 20 a 30 minutos más, pero la acción de la toalla fría la haremos cada 5 minutos.
  6. Una vez terminado el baño, apagar la olla, secarse delicadamente con una toalla seca y abrir la puerta del ambiente de a pocos, evitando un cambio brusco de temperatura.

ADVERTENCIA: la toalla con agua fría NO DEBEMOS ponerla sobre nuestro pecho ni sobra la espalda.


¿Porqué? la toalla con agua fría?

  • Al estar expuestos al calor del agua, y absorviendo los beneficios de las plantas mencionadas, nuestro cuerpo empezará a eliminar toxinas, haciendo que nuestros poros se abran. En este momento es que la toalla fría “captará” las toxinas que están a flor de piel, impidiendo su reabsorción.
  • Lo interesante de este proceso, es que nos ayuda mucho con el tema de la limpieza de la sangre. El romero tiene propiedades incríbles, igual que la salvia y la manzanilla.
  • Estos baños nos ayudan a dormir tranquilos, y sobre todo a despertar con una actitud diferente, de tranquilidad, una sensación de ligereza única.
  • Debemos complementar este proceso, con un buen jugo de extractos de frutas y verduras.

Recomiendo:

  • Extracto de pepinillo con manzana israel.- lavar ambos bien y hacer un extracto con todo y cáscara.
  • Extracto de piña y apio.- una pina jugosa entera y 3 ó 4 tallos enteros de apio.

Read Full Post »